Consejos

Consejos de prevención y mantenimiento para toldos

La función principal del toldo es protegernos del sol y crear nuevos espacios, es por ello que, en caso de que la instalación no esté automatizada, se debe recoger el toldo en condiciones climáticas adversas: lluvia, viento, nieve…

Es conveniente disponer de un sistema de protección para su toldo en caso que esté altamente expuesto a condiciones climáticas adversas, para así ganarle años de vida a la lona.

Para la limpieza del tejido, aspire o cepille suave en seco regularmente la lona para evitar acumulaciones de polvo, en caso de precisar una limpieza más profunda, utilice agua y un jabón neutro, no siendo aconsejable aplicar otros productos más agresivos o agua a presión, que podrían castigar tanto el color como la consistencia del tejido.

Siempre que los tejidos se mojen intente con la mayor rapidez posible abrir el toldo para que el tejido se seque por completo y no quede enrollado mojado.

Los perfiles de aluminio de los sistemas que utilizamos cuentan con una calidad óptima, pero para mantener en el tiempo su funcionalidad es necesario atender a las siguientes recomendaciones:

– Limpiar los perfiles de tres a cuatro veces al año. En caso de encontrarse en zonas próximas a industrias químicas o primera línea de playa, se recomienda limpiar mensualmente para evitar la corrosión.
– La mejor forma de limpiarlo es frotando suavemente con un paño o gamuza suave mojada en agua tibia con un poco de jabón o bien con un producto limpiador neutro.
– Se desaconseja usar productos abrasivos.
– No usar rascadores o utensilios que puedan causar desperfectos.

Es aconsejable lubricar los ejes o ruedas con spray de silicona, al menos, una vez al año, prestando especial cuidado en evitar que el spray entre en contacto con motores, correas y las poleas del sistema de tracción.

Tres posibles opciones de protección para los tejidos son los toldos modelos cofre, así como los tejadillos de aluminio de extrusión y las fundas en lona de PVC para el invierno.

      


Consejos de mantenimiento para toldos y cerramientos con canales

Gracias a los cerramientos ganamos metros para disfrutar del aire libre, ya sean, techos sándwich, techos retractiles, pérgolas bio-climáticas, pérgolas de lona tensada, etc., debemos tener un buen uso y cuidado de ellos.

Para todos estos productos es aconsejable lubricar los ejes, ruedas o patines con spray de silicona, al menos, una vez al año, prestando especial cuidado en evitar que el spray entre en contacto con motores, correas y las poleas del sistema de tracción.

Además aquellos productos que dispongan de una canal, debemos ser conscientes de realizar una limpieza adecuada, dependiendo de la zona donde este puede obstruirse con mas facilidad, si hay arboles que puedan dejar caer sus hojas dentro abra que revisar mas a menudo la canal.

Para una limpieza adecuada, retire todas las hojas que puedan quedarse atascadas, elimine polvo o arena que se haya acumulado y a ser posible deje correr agua por la canal y desagüe para asegurarse de que no hay nada obstruido. Una canal sucia puede provocar goteras o filtraciones de agua en el interior.


Consejos de mantenimiento para cortinas de cristal y techos de cristal

El mantenimiento que requiere el aluminio es mínimo y de gran simplicidad, sin embargo, es necesario tenerlo en consideración. Los perfiles de aluminio de los sistemas que utilizamos cuentan con una calidad óptima, pero para mantener en el tiempo su funcionalidad es necesario atender a las siguientes recomendaciones:

– Limpiar los perfiles de tres a cuatro veces al año. En caso de encontrarse en zonas próximas a industrias químicas o primera línea de playa, se recomienda limpiar mensualmente.
– La mejor forma de limpiarlo es frotando suavemente con un paño o gamuza suave mojada en agua tibia con un poco de jabón o bien con un producto limpiador neutro.
– Se desaconseja usar productos abrasivos.
– No usar rascadores o utensilios que puedan causar desperfectos.
– Es importante limpiar, como mínimo, cada dos o tres meses las esquinas de los perfiles de las cortinas donde se ubican los imanes que unen las distintas hojas al plegarlas. Estos imanes pueden atraer pequeñas motas metálicas que,  a largo plazo, puede crear un daño irreparable en el perfil debido al roce provocado por estas partículas.
– Limpiar y retirar todos aquellos residuos, impurezas u otros pequeños objetos que puedan quedarse entre las guías. Puede barrer o aspirar para una limpieza óptima.
– Se recomienda lubricar los rodamientos al menos una vez al año.

VIDRIO: LIMPIEZA Y PRECAUCIONES
El vidrio de estos sistemas de cortinas de cristal o techos móviles se debe limpiar con frecuencia para eliminar la suciedad de la superficie y así evitar la posible aparición de manchas. El vidrio contiene sodio y este mineral reacciona con la humedad del aire y puede generar hidróxido sódico, algo bastante corrosivo para el propio vidrio. Hay que evitar que el hidróxido sódico generado permanezca mucho tiempo en el vidrio, puesto que esto le podría causar daños permanentes y tendría que ser repuesto.

Para una limpieza eficaz le recomendamos seguir los siguientes consejos:
– Utilizar únicamente productos destinados a la limpieza de cristales y siga las instrucciones del fabricante. Para una limpieza óptima se recomienda retirar el producto aplicado con un paño seco, suave y limpio
– Nunca utilizar productos de limpieza abrasivos o aquellos productos derivados del petróleo (grasas y aceites lubricantes, gasolina y similares).
– No usar utensilios que puedan causar daños o arañazos, en caso de vidrios especiales o de capa se debe tener especial cuidado.
– Nunca limpiar un vidrio en seco.
– El ácido fluorhídrico y el ácido fosfórico son corrosivos para la superficie del vidrio y no deben emplearse nunca.
– Hay que prestar cuidado de que, durante la limpieza de un perfil de metal, ladrillo o mampostería se salpique al vidrio. Evitar salpicaduras de soldadura.
– Realizar la limpieza con cierta frecuencia y hacerlo, a ser posible, a la sombra, evitando hacerlo con la luz directa del sol o con el vidrio caliente.

Es importante recordar que las juntas de PVC utilizadas entre vidrios nunca deben tomar contacto con productos abrasivos, ya que una continuada exposición a los rayos del sol pueden causar una aceleración en el deterioro de estas juntas si no reciben un correcto mantenimiento


Consejos de prevención para toldos o techos móviles

Dada la gran superficie de algunos toldos, fenómenos como la lluvia y sobre todo el viento puede suponer una amenaza. Es por eso que cuando haga viento o lluvia hay que recoger el toldo para evitar roturas o desperfectos en los anclajes.

Para las maniobras de cierre o apertura de toldos y techos siempre hay que verificar que no haya ningún obstáculo que interfiera en las maniobras. Agua, ramas o otro tipo de objetos pueden forzar los mecanismos y provocar roturas.

Las maniobras de cierre y apertura de cortinas de cristal, techos y toldos nunca deben forzarse.

Para ayudar a la protección de su toldo, pérgola técnica o pérgola bio-climática, nosotros ofrecemos sistemas de automatización para así proteger cuando se produzcan fuertes vientos o lluvias, son sistemas que nos ayudan con la protección pero no hay que confiar 100% en ellos ya que los sistemas de protección no son instantáneos y los mecanismos puede sufrir aunque estén en movimiento.

Categories