Consejos

Consejos de mantenimiento

La función principal del toldo es protegernos del sol y crear nuevos espacios. Es por ello que, en caso de que la instalación no esté automatizada, se debe recoger el toldo en condiciones climáticas adversas: lluvia, nieve, viento…

Es conveniente disponer de un sistema de protección para su toldo en caso que esté altamente expuesto a condiciones climáticas adversas.

Tres posibles opciones de protección son los modelos cofre, así como los tejadillos de aluminio de extrusión y las fundas en lona de PVC para el invierno.

      

Para la limpieza de su toldo, aspire regularmente la lona y los mecanismos para evitar acumulaciones de polvo, en caso de precisar una limpieza más profunda, utilice agua y un jabón neutro, no siendo aconsejable aplicar otros productos más agresivos, que podrían castigar tanto el color como la consistencia del tejido. De todos modos, las lonas proporcionadas provienen de los mejores fabricantes y garantizan una gran resistencia y una alta rentabilidad.

Para la limpieza de los aluminios utilice un paño húmedo con agua y un jabón neutro y para las guías de los cerramientos use una aspiradora, para extraer la suciedad de los carriles.

Consejos de prevención

Dada la gran superficie de algunos toldos, fenómenos como la lluvia y sobretodo el viento puede suponer una amenaza. Es por eso que recomendamos recoger el toldo cuando las condiciones climáticas sean adversas.

Es necesario verificar siempre que no haya ningún obstáculo que interfiera en las maniobras de apertura y cierre del toldo. El toldo nunca debe forzarse.

Para disfrutar de una protección permanente para su toldo, nosotros le ofrece el sistema de motor combinado con el automatismo “Viento”, que recoge el toldo cuando lo considera necesario debido a la mala climatología.